http://tunein.com/embed/player/s85715/ (Enlace con Radio Stereo Romance para escuchar el programa radial "Renovación en Marcha" los sábados de 8 - 9 AM y Radio Revista "Libre Pensamiento" los lunes, miércoles y viernes de 8 - 9:30 AM)

domingo, 13 de mayo de 2018

NEGOCIA Y COMBATE


No se necesitaba ser un pitoniso o devanarse los sesos para advertir lo que nos esperaba este fin de semana, que aún no termina. Incrementar al máximo la represión desde la tarde del sábado para desmontar todos los focos de resistencia icónicos de esta jornada de lucha: UPOLI, UNAN y Masaya. Quizás muchos no esperaban la furia criminal que el gobierno desataría sobre esta última, pero todo presagiaba una noche de cuchillos largos. Se habla de dos muertos, uno de ellos un niño de apenas 14 años y más de 150 heridos. Un saldo brutal para un solo día.

Los cálculos de la Rosario eran llegar mañana lunes a las 12 am con las cabezas sangrantes de Monimbo, la UPOLI y la UNAN y arrojarlas sobre la mesa de negociación. Negociar en posición de fuerza, de ventaja, nunca de debilidad, sin embargo será muy difícil hacerlo de hoy a mañana. La imponente marcha de vehículos hacia Masaya, para brindar la verdadera SOLIDARIDAD con un pueblo heroico, significa una aplastante VICTORIA de quienes enarbolamos las banderas de Paz, Justicia y Democracia. Entendámoslo con toda claridad, ellos nunca han negociado en desventaja, siempre al borde del abismo, siempre al filo de la navaja, siempre empujando violentos y esperando que el miedo del contrario lo obligue a rendirse. Hoy ya no es así, mañana tendrán que sentarse sin nada con que intimidar, únicamente con los ríos de sangre que chorrean de sus manos.

Mi opinión es que Hoy es clave y Mañana más aún. Masaya debe mantenerse erguida, victoriosa, combativa. Catarina, Niquinohomo y Masatepe deben resguardar las espaldas de Monimbo. La UNAN y la UPOLI deben ser protegidas de los embates que pudieran llegar hoy por la noche. Protegidas con todo el pueblo cercano. La creatividad es esencial. El país entero debe ver en el “Repliegue Ciudadano” de Managua a Masaya el día de hoy, el ejemplo de lo que se necesita en nuestro país para alcanzar la Paz. Mucha Solidaridad, Decisión y Fortaleza del pueblo.

No me queda claro hasta donde están las negociaciones que a espaldas de todos se vienen dando, pero de lo que si debemos estar claros, es que tenemos que obligar al régimen a responder al plazo fatal dado por la Conferencia Episcopal para iniciar el Dialogo Nacional. Que sean ellos y no nosotros los que se levanten y quiebren la mesa, que sean ellos los que abandonen las negociaciones que pudieran iniciarse, que sean ellos quienes queden en evidencia de su incapacidad de gobernar este país y buscar soluciones a la crisis que ellos mismos crearon. Que sean ellos quienes queden mal ante sus “aliados”, ante la comunidad internacional, ante la OEA, ante los Estados Unidos, ante la Unión Europea. Que sean ellos los que se pongan la soga al cuello. Hoy más que nunca tenemos que hacer acopio de paciencia, pero no de la resignada, sino de la paciencia “activa”.  

Creo, y es mi opinión, que al plazo fatal hay que ponerle presión, si no, no responderán. Ellos quisieron aplacar a sangre y fuego Masaya anoche, no pudieron. No han podido con la UPOLI y se les atraganta la pérdida de la UNAN. Están más que conscientes que van en desventaja, que la llevan perdida. Creo que mañana el país entero debe decirle al gobierno que solo ellos atrasan y la mejor forma de hacerlo es a como se lo están diciendo en Chontales y en Nueva Guinea. Es el único lenguaje que escuchan. A unos les preocupan las pérdidas económicas, a otros nos preocupan la sangre y los muertos. Es el pueblo el que pone a partir de ahora los plazos y el plazo es mañana.  

sábado, 12 de mayo de 2018

NUNCA CONFÍES EN LOS QUE MIENTEN Y ASESINAN


El día de ayer, viernes 11 de Mayo, hubo un giro inesperado en la Guerra de Baja Intensidad que libra el gobierno en contra del pueblo nicaragüense. Luego de la conferencia de los voceros estudiantiles, la Sociedad Civil y el COSEP y posterior a la demanda de la Conferencia Episcopal de iniciar el Dialogo Nacional, poniendo como plazo a más tardar el próximo lunes 14 a las 12:00 del mediodía para que se pronuncien, la Rosario hablo en nombre del gobierno, aceptando dicha demanda. Como ya se ha vuelto tradición en estos monólogos, abundó en glorificaciones a Dios, a Jesús, al Niño Dios de Praga, a las 11 mil Vírgenes y al Santo Entierro, para en la tarde y noche soltar a su jauría de JS, turbas, presos liberados y recién entrenados y policías de civil a atacar los tranques en varios puntos del país. Una de Paz y otra de Plomo, en lugar de una de cal y otra de arena.

Ahora bien, por qué la aceptación al llamado de la Conferencia Episcopal? Analicemos:

Primero: Lo más importante ha sido el pueblo en las calles, expresándose en pequeñas movilizaciones alrededor de las parroquias, marchas numerosas municipales y departamentales, marchas multitudinarias nacionales, tranques y movilizaciones de rechazo a las turbas, JS, policías y antimotines y que cada vez se van sumando nuevos sectores, como las dueños de caponeras y taxistas reclamando por las continuas alzas en los combustibles. De seguir así, en pocos dias tendríamos un Paro Nacional Autoconvocado, con todos los costos políticos, sociales y económicos que representa.

Segundo: La presión de los sectores aliados y la Vieja Guardia Sandinista, para no llegar a los extremos de enfrentar un Paro Nacional. Para el COSEP está más que claro que una semana más en estas condiciones el país entero estaría paralizado. Para la vieja guardia sandinista, liderada por el cuñadísimo, llegar a un dialogo con el país alzado no es lo más ideal. Al aceptar la demanda de la contraparte y de los testigos y garantes, Rosario cede ante las presiones del COSEP, intenta demostrar un poco de sensatez de cara al exterior y se adelanta a los otros, que están pidiendo su cabeza y ser ellos los que estén en la mesa de las negociaciones. Esto, no es tema de consideración por parte de la doña.

Tercero: La posición del Ejército ha sido crucial para, en apariencia, ceder. Aunque muchos digan lo contrario, el Ejército no está en las calles reprimiendo a la población civil. Cosa distinta es verlos “resguardando objetivos estratégicos”, situación contemplada en la nueva Ley de Seguridad Soberana. Creo justo reconocer la posición, hasta ahora ponderada, del Gral. Avilés y esperemos que continúe así.

Cuarto: El cansancio de la Policía. No sé cuántos dias llevarán sin dormir o durmiendo mal, pero es un hecho que hay un acumulado de desvelo, cansancio y tensión que está pasando factura en las filas policiales. Adonde llegan hay respuesta de la población, hay morteros, bombas, cocteles molotov, lluvias de piedras y la ira y el rechazo del pueblo. Por eso necesitan tomar aire. Por eso la utilización de presos recién entrenados, JS y turbas del orteguismo para que puedan descansar. 

Quinto: La desarticulación de las estructuras partidarias en varios lugares, sobre todo en donde se les quemaron las casas del partido. Fue como si se destruyó la colmena y las avispas no saben qué hacer. En muchos lugares están escondidos, agazapados, intentando recomponerse, pero en condiciones muy difíciles. El pueblo los busca y con razón, para hacerles pagar muchas cuentas pendientes.

Sexto: La presión internacional. Poco a poco despierta la presión internacional, ya no es solamente un grupo de congresistas y senadores norteamericanos, ahora las voces que reclaman por los crímenes en Nicaragua se escuchan por todos lados. A los que asumieron la tarea de ir a cabildear a Estados Unidos no les ha ido tan bien, la represión del orteguismo los deja sin argumentos convincentes y el mayor temor es que a la ola de protesta se sume la aprobación de la Ley Nica Act. Sería un golpe demoledor para Ortega, Murillo y sus aliados.  

Que hacer en estas condiciones? Historiemos un poco.

Cuando los vietnamitas estaban negociando con Francia durante la Guerra de Indochina, libraron la batalla del Dien Bien Phu, derrotando estrepitosamente a los franceses y obligándolos a firmar el fin de la guerra. Cuando los mismos vietnamitas estaban en las negociaciones en París con el gobierno de los Estados Unidos, desataron la Ofensiva de la Primavera, derrotando al gobierno títere de Vietnam del Sur, lo que obligó a los norteamericanos a salir apresuradamente de ese país. Cuando se hablaba de las reuniones en Sapoa con la Resistencia Nicaragüense (Contras), el alto mando del EPS planificó la “Operación Danto 88”, para lograr una victoria estratégica y negociar en posición de fuerza. Nunca se negocia en posición de debilidad. Por eso la ofensiva del orteguismo estos últimos días para tratar de destruir la resistencia popular y llegar al lunes con mayor soberbia y la sensación de victoria.

Creo, y es mi opinión personal, que tenemos que consolidar lo alcanzado hasta el día de hoy. Si ayer fueron 8 tranques en las carreteras en distintos puntos del país, el fin de semana deben ser el doble o el triple. Masaya debe continuar siendo el bastión de lucha que siempre ha sido, inexpugnable y sobre todo, creativo. Acordémonos de su creatividad durante la lucha contra el somocismo. Lo mejor que se ha hecho por parte de la población para resguardar a nuestros estudiantes fue la barrera de vehículos alrededor de la universidad. Igual debería de ser en la UPOLI. Cortar los accesos en vehículos a la Universidad, que los antisociales caminen y sean más vulnerables. En los lugares donde están desarticulados, no permitirles que se reagrupen, impedirles que marchen motorizados, hay tantas cosas que se pueden hacer, es un asunto de creatividad. No confiarse este fin de semana, hay que mantener las protestas, las marchas, los plantones. Hay que mantener la vigilancia sobre los JS, antisociales, turbas motorizadas. En el pueblo, en el barrio todos nos conocemos. Hay que estar pendientes de elementos desconocidos. Me informan que han liberado una considerable cantidad de presos y los están utilizando para saqueos e incendios. Probablemente el fin de semana intenten atacar el comercio en varios lugares, en el Oriental no les fue tan bien, por eso hay que estar alerta. En estos momentos, el que se confía pierde. Y creatividad, mucha creatividad. Contra las turbas, paramilitares, JS y demás “civiles” que nos ataquen, habrá que ir con TODO.

jueves, 10 de mayo de 2018

UN ALTO EN EL CAMINO PARA CONTINUAR LA LUCHA


 “Disciplinado y calmado, a la espera de la aparición de alboroto
y desorden entre el enemigo; ese es el arte de mantener el auto control”
Sun Tzu

Vistos los resultados de la marcha de ayer 9 de Mayo, se puede asegurar que poco a poco se van creando las condiciones para pasar a niveles superiores en la lucha por la democratización, la re-institucionalización y la reimplantación del estado de derecho en nuestro país. La lucha por restablecer el estado nicaragüense que ha sido cooptado, capturado y reconfigurado por el orteguismo, para poder saquearlo a sus anchas durante estos once años de hegemonía y control partidario y familiar. A los que, desde la posición de militantes crédulos y ciegos, dudan de esto, solo pregúntense de donde surgieron tantos capitales.

Si atendemos a las redes sociales, que es donde la opinión de un amplio sector de la sociedad se está manifestando sin ningún tipo de censura, hasta ahora, podemos observar una suerte de desesperación en dos sentidos, uno de ellos, por la descalificación absoluta del dialogo nacional y el otro por la urgencia de que inicie ayer. Como decía en el artículo anterior, la situación inédita en que nos encontramos, nos induce a plantear los extremos, pues es lo más fácil. Creo, y es mi opinión personal, lo aclaro, que deberíamos tomarnos un minuto para reflexionar acerca del camino recorrido hasta hoy y lo que nos falta recorrer.

Primero, a partir del 19/4, hace 22 dias apenas, inicio la retoma del control de las calles por parte del pueblo nicaragüense, calles que habían estado en poder del orteguismo desde 1990, 28 años!, que ni el mismísimo Carlos Gardel podría decir que 28 años no es nada. Podrán correr ríos de tinta para analizar sobre las causas, la verdad es que nadie pudo hacer lo que los chavalos hicieron en 22 días, con su “inexperiencia política”, sin una conducción visible, sin organización y sin lo que ustedes quieran, pero NADIE pudo hacer lo que ellos provocaron en tres semanas. 
Segundo, el cambio en la correlación de fuerzas en las calles, indujo a que nos podamos manifestar masivamente en Managua y el resto de municipios del país casi con total libertad. 
El tercer elemento que tenemos que considerar, es la desarticulación, en muchos lugares del país, de las estructuras partidarias del orteguismo, JS, turbas y motorizados, por lo que el régimen ha tenido que recurrir con mayor profusión al proletariado lumpen y a las fuerzas policiales, que cada vez se parecen más entre sí. 
Un cuarto elemento y quizás el más importante que ha ocurrido en estos pocos días, es el sentimiento de UNIDAD que se ha logrado alcanzar en una gran cantidad de sectores, porque todos tienen un factor en común, el rechazo a los 64 muertos producto de la represión ciega e indiscriminada.

Pareciera sencillo enumerar estas cosas, pero sentarse a analizarlas viendo retrospectivamente al año 1990 son pasos de gigantes y en solo 22 días. Ahora bien, me parece, y nuevamente repito, es mi opinión, que lo que hemos ganado tenemos que preservarlo, pues el adversario y sus comparsas, se están moviendo muy rápidamente para mediatizar la lucha, tanto a nivel nacional como internacional. El “Soft Landing” y el “orteguismo sin Daniel” trabajan incesantemente y a contra marcha para evitar la caída del Régimen. El factor tiempo es crucial para todos, sin embargo para el gobierno es mortal, en la medida que se alargue la situación y no imponga el control de las calles, ni restablezca la correlación de fuerzas, ni se recomponga a nivel de partido. El esfuerzo desplegado por los “Cuadros Histéricos” no ha dado el resultado esperado pues llegaron muy tarde, cada vez se suman más ciudadanos a las marchas y plantones, ya ni siquiera funciona la campaña sucia en los medios de comunicación estatales, puesto que la población más bien satiriza y vulgarea dicha campaña. Y como las malas noticias no caminan solas, las Universidades Públicas, otrora bastiones y retaguardia orteguista, se han sumado a la lucha popular.  

En el caso del pueblo nicaragüense, que esta decididamente levantado para alcanzar su libertad, el tiempo tenemos que saber aprovecharlo, ya que obra a favor nuestro. Mientras el gobierno se decide por iniciar el dialogo o a darle largas, nosotros tenemos que mejorar los niveles organizativos a nivel de calle, barrio, municipio, departamento y a nivel nacional. Tenemos que mejorar los niveles de coordinación entre barrios, municipios y departamentos. Organización y Coordinación es clave en estos momentos. No se trata de llamar a un paro nacional indefinido porque a alguien con calentura se le ocurrió. Esta acción, que debemos estar claros, es el penúltimo recurso en la lucha, no es en este momento. Organización y Coordinación. Para qué? Para tomar control verdadero de calles, carreteras, municipios y departamentos. Para poder demostrarle al gobierno que estamos hablando en serio cuando decimos QUE SE VAYAN! Para poder hacer paros escalonados, temporales, pero TOTALES. Es la fuerza y el respaldo que en determinado momento van a necesitar nuestros delegados al dialogo, si es que al final el gobierno se decide iniciarlo.

domingo, 6 de mayo de 2018

ABRIL HEROICO

Se nos va el mes de Abril y nos deja un hermoso despertar, el de una juventud heroica, el de un pueblo generoso y valiente, nos deja un hito en la historia de nuestra sufrida Nicaragua, nos deja un antes y un después. Otro abril que se recordara por siempre, como aquel 4 de Abril del 54, heroico, sangriento, de luto y dolor.
Coincidencias de la vida, nos deja marcado en el calendario de la nación otro 19, también con aires de liberación, de ruptura de cadenas auto impuestas, de apertura de calabozos mentales en que nosotros mismos nos habíamos recluido, de perdida del miedo que de manera colectiva incubamos, interiorizamos y creímos. Nos deja las calles, que empezamos a perder el 10 de enero del 2007, después que muchos escucharon y creyeron en cantos de sirenas.
Estamos a las puertas de Mayo, el mes que tradicionalmente trae las lluvias que todo lo reverdece, que todo lo lava, menos la sangre de los mártires. Mayo inicia con una efemérides mundial, el Día de los Trabajadores, efemérides que nos recuerdan a otra matanza, la de Chicago.
En Nicaragua, hasta eso nos había confiscado el régimen. Nos cambiaron las tradicionales marchas de los trabajadores de los sindicatos independientes por las marchas de los afiliados a los sindicatos blancos, los sindicatos que habían castrado la voluntad de la clase trabajadora nicaragüense. Marchas organizadas desde el poder para alabar al poder. Marchas hechas a punta de presión por los comisarios políticos de las oficinas publicas, transformados ahora en los CLS, quienes lista en mano, pisotearon la dignidad del trabajador del estado durante todos estos años.
El régimen, golpeado animicamente, moribundo tras perder la exclusividad de las calles, desconcertado al ver símbolos e ignominiosos afiches en el suelo y de nuevo, mas no derrotado, llama para el 30 de abril y no el primero de mayo, a una marcha en Managua. Una marcha que pretende moralizar a una grey lacerada en su moral, una marcha con fondo de banderitas blancas y sones de paz y amor, igual a las campañas de los 90's, que nos vendían al lobo de Gubia disfrazado de una inocente oveja, una marcha en la que harán lo imposible para traer gente de todo el país y mostrar un musculo, que al día de hoy se ve flácido y desnudo, ante la mirada vigilante de un pueblo que dijo Basta Ya!.
No se cuantos trabajadores del estado se prestaran a ir a corearle al dictador No te Vas, te Quedas! Cuantos empleados públicos empeñaran su dignidad en momentos cruciales de nuestra Patria. Podrán correrlos a todos? No lo creo, pero la decisión esta en manos de ellos.

DONDE ESTÁN LOS EX MILITARES?


Me preguntaban el día de ayer algunos amigos a través del “feis”, que ¿Dónde estaban los retirados del Ejercito y los desmovilizados del SMP, que en algunas ocasiones habían salido a protestar por sus pensiones o alguna que otra reivindicación? Que siempre decían que irían con todo y hasta las últimas consecuencias y que siempre los había apaleado la policía me agregaban, con la intención manifiesta de meter puya. Incluso, me decían, hasta huelga de hambre hicieron y a Daniel le valió madre, porque además eso es lo que le han valido todos los muertos de estos días.  

Realmente es complicado explicarle a la gente lo que debe estar pasando por la cabeza de tantos ex militares y desmovilizados del Servicio Militar, porque solo estando en sus carnes uno puede saber lo que en sus vidas ocurre. Los dos casos, retirados y desmovilizados, son distintos. Unos fueron oficiales y los otros fueron soldados que combatieron en virtud de una ley, la Ley del SMP. Los primeros, los oficiales que salieran antes del 94, fecha en que se fundó el Instituto de Previsión Social Militar, IPSM, no tienen (tenemos y me agrego) derecho ni siquiera a ser reconocidos como trabajadores del estado sandinista de aquella época y por consiguiente no hay derecho a pensión y ahora con el clavo del INSS, eso se antoja más difícil que sacarse el premio mayor navideño sin comprar la lotería. Los desmovilizados no tienen ni siquiera derechos, pues les dicen ahora, que ellos “solo” estuvieron dos años y fue por una Ley de la República. Sobre estos últimos fue que recayó todo el peso de la guerra de los años 80 y fueron los que pusieron los muertos. Habrase visto!

Muchos ex oficiales abrigaron la esperanza de que con la llegada de Daniel al poder en el 2007 verían cristalizadas sus sueños de un buen trabajo, una buena pensión, atención médica gratuita y preferencial en el Hospital Militar y un buen paquete navideño, con pavo incluido, cada 24 de diciembre. Suponían que por haber sido la punta de lanza de las asonadas de los 16 años “neoliberales” lo tenían de sobra merecidos. Además, durante todos esos años, fueron los famosos “comandos electorales”  que garantizaban votos, legales o ilegales, robaban cédulas para que los de la “derecha” no pudieran votar, cambiaban boletas, preñaban urnas, etc, etc. Pero nada de esto pasó. Poco a poco se vieron relegados por un montón de chavalos de una nueva juventud sandinista y finalmente se volvieron indeseables e incómodos para la que estructuraba el país a su medida.

Nuestro hermano de lucha y de sangre, el Teniente Coronel Irving Dávila Escobar, logró llegar hasta muchos de ellos para explicarles las reformas a la ley que debería atender la situación de más de 12,000 oficiales retirados, reformas que el preparó con la diligencia y el entusiasmo que le caracterizaba. Se sentó con ex oficiales que no nos podían ver ni en pintura, pero los persuadió del engaño y el abandono al que aún, al día de hoy, están sometidos. Muchos lo oyeron y lo entendieron. Otros quizás prefirieron continuar bajo el alero del orteguismo, sin esperar nada a cambio (porque ya no hay nada que dar). No sé cuántos están todavía con Daniel y la Rosario ni si aún continúan con su pobreza. Por eso, cuando me cuestionaban que ¿dónde estaban los ex militares? solo atinaba a preguntarme: ¿Que podrán tener en común estos compañeros con una casta de multimillonarios “socialistas, cristianos y solidarios”, que visten trajes Armani, usan relojes Rolex, calzan zapatos de diseñador, andan en carros de lujo, muy escoltados y derrochando lo que nunca se ganaron trabajando? No sé cuantos han estado apoyando a los chavalos en su lucha, abrigo la esperanza de que sea la mayoría y que en donde estén alcen su voz y se pongan al lado del pueblo.   

LA GUERRA PSICOLÓGICA EN NICARAGUA


A partir del 19/4 en Nicaragua se libra una verdadera guerra, aunque muchos no lo quieran ver así. Por un lado están los que tratan de mantenerse en el poder (Ortega y el orteguismo) y por el otro, quienes tratamos de restablecer la democracia, el estado de derecho y la institucionalidad de este país. Esta guerra se libra en varios frentes, el primero de ellos es la lucha por el control de las calles Para nadie es un secreto que este lo ha perdido Ortega y el orteguismo, luego que la población nicaragüense se sacudió la modorra de once años y desplazo con la fuerza de su presencia a quienes las habían monopolizado por tanto tiempo. Más de una vez lo dijimos, si nos unimos todos se las quitamos. El pueblo perdió el miedo y la ira contenida durante años se desato, cuando contemplamos una verdadera carnicería cometida por la policía orteguista, las turbas motorizadas, la juventud “sandinista” y el sector lumpen al que siempre han recurrido. 63 muertos, cerca de quince desaparecidos y más de 400 heridos es el resultado de esta batalla. Una sangría innecesaria que solo fue posible por la intransigencia criminal del régimen, la obsesión de poder y la locura de mentes retorcidas que gobiernan este país.

Otro de los frentes de lucha a nivel nacional e internacional, y es al que me quiero referir en esta ocasión, es la mediática, aquella que trata de influir en el comportamiento, actitudes y conducta, no solo del otro contendiente, del adversario, sino que también de quienes podrían estar en posición neutral o no resueltamente del lado del pueblo nicaragüense. Algunos estudiosos la denominan “Guerra Psicológica”, partiendo del hecho de que la guerra, es un enfrentamiento psicológico entre dos bandos en disputas. En este sentido, de lo que se trata es de influir, desarmar, desanimar, desmoralizar, confundir y eventualmente derrotar a la otra parte. El objetivo inmediato es llegar al dialogo con mayor fuerza, demostrar a la comunidad internacional que el país está en completa calma y que son pequeños grupos vandálicos los que aun protestan. Se trata de minimizar un descontento nacional que ha pedido la salida de la familia Ortega – Murillo del poder. Se trata de rescatar y mantener la vigencia del consenso y la alianza con el sector empresarial. Se trata de preservar el poder, que es la fuente de tanta riqueza mal habida.

Con que cuenta el gobierno? En primer lugar, con todos los canales de televisión que a partir del 2007 fueron comprando con el dinero de la cooperación venezolana; en segundo lugar con todas las radios nacionales y locales, que igual que las televisoras, son producto del saqueo del erario público. En tercer lugar, una legión de informáticos, pagados con los impuestos de todos los nicaragüenses y al servicio de la pareja presidencial. Todos ellos tratan de transmitir a cada momento y hasta el cansancio, el mensaje del poder. Este mensaje es que ellos, el gobierno, están siendo víctimas de una conspiración internacional financiada por la CIA y el Imperialismo Norteamericano, dicha conspiración es  llevada a cabo por fuerzas tenebrosas internas, que el propio 19 eran minúsculas, minoritarias, insignificantes, pequeñitas, etc. Muy rápidamente comprendieron su error y rectificaron en la narrativa. Apuntaron al único enemigo de todos estos años, el MRS, que de pronto se volvió una fuerza nacional, incontenible, con una capacidad de coordinación extraordinaria y con millonarios recursos económicos (dólares americanos) que le ha permitido movilizar a miles y miles de ciudadanos en las marchas masivas que se han dado. Para los entendidos, esto resulta totalmente ridículo, pero para mentes no tan entendidas, más sencillas, siembra una duda y aquí es donde el terreno se vuelve fértil para desatar la campaña publicitaria que neutralice a esa persona, a esa familia, a ese grupo social.

El aparato publicitario a cargo de la guerra psicológica opera también en las redes sociales, puesto que este ha sido el flanco más débil del gobierno. Han llevado la guerra a Facebook utilizando perfiles falsos, confundiendo, alarmando, tratando de dividir, denigrando, posteando noticias falsas, etc. El problema es que para ellos, también ya es una batalla perdida, las fotos y videos que se han compartido no se pueden borrar de la mente de la ciudadanía, ver policías saqueando no es invento de la gente, ni verlos disparando, golpeando, protegiendo grupos de antisociales, delinquiendo. Un simple teléfono ha sido el arma más efectiva para que la gente se convenza de quien tiene la razón en esta lucha. Los muertos están ahí, no los pueden esconder, ni siquiera el descaro de falsear las actas de defunción les ha dado resultado. Pero hay que estar alerta, trataran de recomponerse y revertir la derrota en el terreno de la propaganda, usaran métodos sucios, eso los caracteriza, lo llevan en su ADN, harán mayor uso del decálogo de Goebbels que tan buenos resultados les dio en estos once años de engaños, continuaran hablando de amor, paz, dialogo, rezando en las rotondas, hablando del país de mentira que se han construido y se han creído, mientras maquinan más maldad y más daño al pueblo que les dio la espalda para siempre.


SE ADELANTA 9ª TEMPORADA DE JUEGO DE TRONOS… EN NICARAGUA


Uno de los serios problemas que tenemos los nicaragüenses es que nos encanta irnos por las formas y no por el fondo. Cada vez nos volvemos más predecibles para quienes desde las alturas libran una verdadera lucha por su existencia misma. Que si el Hotel tenia letras azules, que si eran blancas. Que había un edificio que ya no existe. Que de repente apareció más gente de la nada. Nos encantan las banalidades y obviamos lo más importante, que estamos en medio de una lucha que tiene varios frentes abiertos y que tenemos que analizar para que a nadie lo agarren movido.

Primer Frente: La lucha por la supremacía de las calles. Todos sabemos que este régimen ha mantenido la tesis de que quien tiene las calles tiene el poder. Después de la derrota del 90, la famosa consigna de “Gobernaremos desde Abajo” se traducía e interpretaba, ni más ni menos, a que las calles son nuestras y ahí va a residir nuestro poder en contra del poder. Y desde el dominio de las calles pusieron de rodillas a tres gobiernos. A partir del 19/4, la correlación de fuerzas cambio bruscamente por el acumulado de agravios que se juntaron después de 11 años. La chispa que encendió la pradera fue Indio Maíz y el INSS. Por qué perdió las calles Ortega? Porque se quedó solo. Porque abdico en quien no debía, ni podía, como ya lo comprobamos, manejar una crisis de este nivel. Once años despreciando a la fuente del poder callejero tenía que pasar factura. Muchos de ellos estaban ahora del lado contrario. Once años repartiendo migajas y haciendo ostentación de una riqueza obscena pasaron factura.

Segundo Frente: La lucha intestina por el poder. Quizás más feroz que la librada en las calles. Dos bandos diametralmente opuestos en discordia y disputándose el derecho de estar en la toma de decisiones al más alto nivel. Saben que la salud de Ortega es precaria y uno de ellos considera que por historia y galones son los elegidos a ejercer la continuidad del poder. El otro ya lo tiene y no está dispuesto a perderlo. Uno sabe que en un escenario de lucha popular generalizada, paro nacional y paralización total del país, el sandinismo desaparecería irremediablemente como alternativa política ante la conciencia ciudadana, porque para mucha gente, la mayoría me atrevería a decir, no hay ninguna diferencia entre sandinismo y orteguismo. Este bando, un poco más racional y pensante, apuesta por un sandinismo sin Ortega, eso sí, desplazando al otro grupo y disputándose lo acumulado desde el 2007. La presencia de Víctor Tirado López, independientemente de su condición de salud, y de Edén Pastora, es el esfuerzo de quienes tras bambalinas se mueven rápidamente. Como ganancia colateral se asesta un golpe a la credibilidad del MRS, verdadero incordio para el poder.

Tercer Frente: El Dialogo Nacional. Ortega abrió la caja de Pandora con lo del dialogo, habida cuenta de que siempre que ha hecho uso de él ha sacado los mayores réditos. Toncontin, Sapoa,  La Concertación, El Pacto con Arnoldo, El Pacto con Bolaños, El Repacto con Arnoldo. En todos ha ganado y en todos su máxima ha sido “Firmar me Harás, Cumplir Jamás”. Esta vez hay una “pequeña” diferencia, no tiene las calles y cada día que pasa, aunque la expresión ciudadana se perciba tibia, el rechazo a su gobierno es casi generalizado. La Iglesia Católica, otrora dócil en la figura cardenalicia de Obando y Bravo, está abierta y resueltamente al lado del pueblo. La Empresa Privada, socios, aliados, “consensuados”, está en una difícil disyuntiva, hacia qué lado sentarse? La silla del gobierno es excesivamente espinosa y la otra es peligrosa de cara a los intereses que por 11 años han sabido explotar. El tercer invitado, los estudiantes, “los chavalos”, tienen un perfecto aliado, la población nicaragüense. Toda la ciudadanía ha sido lacerada en su conciencia por los asesinatos, algo que no se va ni a olvidar, ni a perdonar. Ortega tendrá que hilar muy fino, si reprime, a como le están sugiriendo los que creen que estarán a salvo, sería su más grande equivocación. En este escenario nadie, repito, nadie, estaría a salvo y un torrente de sangre es lo que le esperaría a Nicaragua. Si negocia en serio, sabe que la demanda de su salida es el objetivo principal y en este escenario, lo que se impone es garantizar la seguridad y el dinero. Penco es el llamado a sacar las castañas del fuego, pero este está más quemado que las mismas castañas. Lo más obvio seria tratar de enfriar la situación, dando largas a todo este asunto, algo a lo que está apostando seriamente.  

Cuarto Frente: La Presión Internacional. Aun no se ha hecho sentir con la fortaleza que se espera y hay dos causas: La primera de ellas es Almagro. Con una actitud timorata, impropia de alguien que acusa furiosamente a Nicolás Maduro por hacer lo que, curiosamente y a un nivel más bajo, está haciendo Ortega y Murillo, no se atreve a acusar al régimen con la misma vehemencia que lo hace con Venezuela. La OEA es clave para que la situación nacional capte la atención del mundo entero. La segunda es la posición de los Estados Unidos. A pesar de la lucha frontal de un grupo de Congresistas y Senadores en contra de Ortega, la Administración Trump no ve una alternativa política clara a Ortega dentro del país. Con una oposición desarticulada y casi totalmente desprestigiada y desnuda de bases, no arriesgara saltar al vacío. La clave es mostrar una opción clara, aceptable, limpia y respaldada por la población en general. El problema es que hablar de esto en estos momentos es casi un anatema.

Puestas así las cosas, no es de extrañar que muy pronto veamos una rápida recomposición de las filas del sandinismo histórico y todos al unísono pedir la cabeza de la Reina. Lo interesante y que queda por ver son los dos factores necesarios y determinantes en esta lucha por el poder: Ejército y Policía, pero esto es motivo de otro análisis. Por lo pronto, todo pareciera indicar que la 9ª temporada de Juego de Tronos se adelantó en Nicaragua.


miércoles, 27 de julio de 2016

CONSPIRACIÓN, PARANOIA O ESTRATEGIA?


Finalmente se conoció por boca del comandante Ortega, en el famoso discurso de las “ratas” el pasado 19 de julio, los temores acerca de una conspiración internacional que se lleva a cabo en su contra con la intención de sacarlo del poder. Como siempre y tal a como estila en estos eventos, la mano pachona del Imperialismo Norteamericano es la encargada de dirigir, orquestar y coordinar semejante conjura, que ya lleva en su cuenta a la Argentina de los Kirchner, al Brasil de la Rousseff, a la Guatemala de Otto Pérez Molina y trabaja incansablemente en la Venezuela de Maduro y Cabello.

Creerá el comandante que los gringos son los culpables del enriquecimiento ilícito de Néstor y Cristina Kirchner a costa del erario público argentino, algo que por fin se revela en el gobierno de Mauricio Macri? O será que cree también que los imperialistas obligaron a Luis Ignacio Lula da Silva a utilizar el tráfico de influencias con la constructora Odebrecht, entre otras, para ganar las licitaciones de Petrobras y obligaron también a Dilma Rousseff a maquillar las cifras para proteger a su mentor político? Probablemente el comandante crea ciegamente que el yanqui opresor es culpable de armar la conspiración conocida como “La Línea” en Guatemala, en donde el ex presidente Pérez Molina y su ex vice presidenta Baldetti encabezaron una mafia gubernamental para estafar al erario público en ese país. Quizás considere como verídicas las afirmaciones del heredero del “Eterno”, Nicolás Maduro, que los yanquis y sus “escuálidos” aliados son los causantes del desabastecimiento que agobia a los venezolanos.

Su primer embajador en Washington, Arturo Cruz Sequeira, considera que el comandante es presa de lo que él denomina la “Profecía Autocumplida”, definida por el sociólogo Robert K. Merton en su libro Teoría Social y Estructura Social, en los términos de la falsa definición de una situación o persona que evoca un nuevo comportamiento, el cual hace que la falsa concepción se haga verdadera. El poseedor de la falsa creencia percibirá el curso de eventos como una prueba de que estaba en lo cierto desde el principio. Por decirlo de alguna forma, una especie de “Falso Positivo” que absorbe a su propio creador.
Otros consideran que se trata simplemente de una actitud paranoica del comandante de ver enemigos por todos lados y atacar a todos y a todo, sin importar si son nacionales o extranjeros o si sus actuaciones golpean más la credibilidad de su gobierno o la economía nacional. Son tantos los “arrebatos” del comandante, que hasta sus mismos aliados del Gran Capital y las cúpulas empresariales están desconcertados por tanto disparate que aún no logran entender.

La lista es larga: 1) Expulsión del país del Director Regional de Freedom House, Carlos Ponce; 2) La “declaración de principios” durante el anuncio de su séptima candidatura, de que aquí no iba a haber observación electoral, acusando casi de vagos e intervencionistas a funcionarios de la OEA, UE, Centro Carter y embajadores extranjeros; 3) La orden dada al embajador en la OEA Moncada Colindres de pedir la renuncia del Secretario General Luis Almagro; 4) El conflicto artificial con México con el estudiante desaparecido, que luego  apareció en las celdas de El Chipote con claras señas de torturas “auto infringidas”; 5)  La expulsión de tres ciudadanos norteamericanos, dos de ellos funcionarios de Aduanas y un tercero, el Dr. Evans Ellis, investigador del Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del ejército norteamericano; 6) Apresamiento y expulsión del país de los jóvenes ambientalistas y miembros de la Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir; 7) Apresamiento y expulsión del ambientalista hondureño y miembro del grupo Veda Verde, José María Reyes, abandonado en un puente de la frontera con Honduras a altas horas de la noche. Cabe señalar que Reyes es hijo de José María Reyes Matta, “Comandante Pablo Mendoza”, de las Fuerzas Armadas del Pueblo (FAP), quien se levantó en armas contra el gobierno hondureño en 1983 al frente de una columna guerrillera infiltrada en territorio catracho desde Nicaragua. Reyes Matta y la columna que dirigía fue aniquilada por fuerzas conjuntas del Ejercito de Honduras, tropas norteamericanas y fuerzas de la “Contra” que efectuaban las maniobras militares “Ahuas Tara”. En esta acción también fue capturado y ejecutado el nicaragüense, ex Boina Verde, David Arturo Báez Cruz, hijo de Adolfo Báez Bone.

También existen quienes consideran que todo lo actuado por el comandante forma parte de la estrategia que se ha trazado para cumplir los objetivos que con toda precisión y claridad ha definido: Continuar en el poder este próximo periodo y legitimar el enorme capital acumulado en 10 años. Es un asunto vital para él y su grupo económico familiar, por lo que no se puede permitir el lujo de poner en riesgo el poder como lo hizo en 1990. Está convencido que el gobierno de los Estados Unidos no tomará ninguna acción ante el eventual fraude electoral en Noviembre, ya que estarán inmersos en sus propias elecciones y para el 2017 habrá que negociar con quien llegue a la Casa Blanca partiendo de cero y en base a hechos consumados, él en la presidencia. Sabe también que la OEA no hará nada mientras este empantanado con el problema venezolano. Por eso ha optado por tomar la iniciativa con suficiente anticipación, no sea que otra Violeta hubiera ayudado a sacarlo nuevamente del poder y a cualquiera, en un eventual nuevo gobierno, se le hubiera ocurrido solicitar a la ONU la conformación de una Comisión Internacional en Contra de la Impunidad en Nicaragua, al igual que en Guatemala y Honduras, para que investigue su actuación durante los dos periodos anteriores, que dicho sea de paso hay mucho que investigar.


ORTEGA, ADALID DE LA PAZ MUNDIAL


El discurso del comandante Ortega el recién pasado 19 de julio sirvió para conocer sus preocupaciones acerca del armamentismo de los países más desarrollados, excluyendo a China y Rusia por supuesto, además del desvelo que le causa la pobreza ajena producto, según él, por los cuantiosos gastos en los presupuestos de defensa de estos países. Critica lo que hacen los demás pero es condescendiente con lo que él hace con el paupérrimo presupuesto de nuestro país. Como reza la cita bíblica, se preocupa por la paja en el ojo del vecino y no atiende la viga que tiene en los propios.

Para nadie es un secreto el gasto enorme que hizo el gobierno en la compra de 50 tanques T – 72, por el orden de los 80 millones de dólares. Un país, el nuestro, que tiene un PIB de apenas 12 mil millones de dólares, el más bajo de Latinoamérica y es la segunda economía más pobre del sub continente. Una economía que depende en un 10 % de las remesas que envían nuestros migrantes, por mucho el rubro más productivo de exportación.

El Ejército Nacional posee, de acuerdo a publicaciones militares especializadas, 137 vehículos blindados de combate, entre los que se encuentran 62 tanques T – 55, tanques livianos PT – 76, vehículos de reconocimiento BRDM – 2, transportadores blindados BTR 60 y BTR 152. Pero además, las mismas publicaciones señalan dentro del arsenal militar nacional la cantidad de 166 vehículos armados del tipo GAZ Tiger, de reciente adquisición. En comparación, las Fuerzas Armadas de Guatemala, El Salvador y Honduras suman juntas 79 medios blindados, entre tanques livianos del tipo Scorpion y vehículos armados. 

Esto establecería una correlación de casi 4:1 en tanques y blindados en la región centroamericana. 50 tanques más en el país, llevaría dicha correlación a 4.5:1, sin embargo, lo interesante de esto es que más de la mitad de todos los medios blindados se encuentran almacenados, por lo que su uso es únicamente para demostraciones de fuerza en desfiles y fanfarrias gubernamentales. Por si esto fuera poco, se menciona también dentro del arsenal militar 500 Misiles Anti Tanques del tipo 9K-11 Malyutka o su versión occidental AT – 3 Sagger, suficiente como para no dejar uno solo de todos los blindados juntos de los ejércitos del triángulo del norte.

En el caso de los Sistemas Antiaéreos ZU – 23-2, conocidas como 2 Bocas y que también forma parte del arsenal comprado a los rusos, es necesario recordar que de este tipo de armamento fue parte de los activos militares vendidos al Perú y Ecuador a inicios de la década de los 90’s, por lo que parece ilógico volver a adquirirlos. La existencia de más de mil misiles tierra – aire del tipo SAM – 7 hace totalmente innecesaria la compra de estos sistemas, ya que el total de medios aéreos que disponen juntos Guatemala, Honduras y El Salvador suman apenas 66 aviones y helicópteros.

Vistas así las cosas, invertir 80 millones de dólares en armamento nuevo, cuando el presupuesto destinado a defensa es casi la misma cantidad, en la práctica seria duplicar el mismo, cuando las necesidades del país están muy distantes a este tipo de gastos. Y si no estamos en guerra con ninguno de nuestros vecinos, lo único que se nos ocurre es que estarían preparando la fuerza necesaria para atemorizar a la población en vistas del próximo fraude electoral de noviembre de este año. Puestas así las cosas, nuestro adalid de la paz mundial debería ser congruente con su discurso y empezar a hacer lo que dice, pero adentro de nuestro país.


sábado, 23 de abril de 2016

ELECCIONES NACIONALES 2016. EL ORTEGUISMO Y EL MITO DE LA INVENCIBILIDAD (PARTE III)

Continuamos con la tercera entrega del análisis de las Elecciones Nacionales 2016, en el que hemos escrito, en la primera, acerca del complicado entorno internacional en que le toca bregar al partido de gobierno y a Ortega en particular, toda vez que con la muerte de Hugo Chávez, el derrumbe del Socialismo del Siglo XXI y el naufragio de su heredero político, la plata que permitió consolidar un gobierno autoritario y dictatorial está llegando a su fin, así como la amplia impunidad que en el concierto latinoamericano le ofrecía Chávez a través de su influencia política y económica. La OEA de Insulza no es la OEA de Luis Almagro y como dice Mundo, ya el radar internacional empieza a apuntar a Nicaragua. En la segunda entrega analizamos la problemática del CSE, en tanto institución al servicio de Ortega y del orteguismo y no al servicio de la ciudadanía para garantizarle elecciones libres, transparentes y competitivas. En esta tercera entrega analizaremos la problemática del partido en el poder, sus demonios internos y sobre todo el mito de su invencibilidad.  

DEL FSLN AL ORTEGUISMO

Son muchos los que se preguntan cuándo fue que se inició la transformación del FSLN en lo que es hoy, el orteguismo, ya que un partido surgido y forjado al calor de la lucha guerrillera, que vio caer en los difíciles años del clandestinaje a sus mejores hombres, con un liderazgo legendario que escribió paginas heroicas en contra el somocismo, es inexplicable, para no pocos que aún se consideran revolucionarios, la metamorfosis sufrida. Unos consideran que el virus somocista inoculado durante cerca de 45 años al pueblo nicaragüense infectó y se mantuvo latente en algunos hasta el día de hoy y es la causa de tanto retroceso político e ideológico. Otros achacan el cambio surgido al síndrome de la derrota del 90, cuando una parte del liderazgo de la época, muchos de los cuales están vigentes aun, se sintió traicionado por el pueblo que le dio el voto a Doña Violeta y que “no agradeció el sacrificio hecho por ellos durante los años de la revolución”. Para otros, la causa se origina en que una parte del sandinismo no estaba preparada para la derrota a manos de la UNO, se resistía a evolucionar la mentalidad conspirativa, atada a la época de la guerra fría, alejada de cualquier forma de modernidad política y más bien, por aquello de que los extremos al final se juntan, se acercaban rápidamente a darle continuidad al somocismo, bajo el modelo más simple del tradicionalismo político: pactos, componendas, acomodo a cuotas de poder, enriquecimiento ilícito, uso del poder para beneficio personal, familiar y partidario, para finalmente, acceder al poder a cualquier costo para hacer lo que hacen hoy y convertirse en lo que son actualmente. Sin embargo y cualesquiera sean las causas de tanta involución, no hay que olvidar que, nacido luego de las ultimas contradicciones a lo interno del sandinismo y posterior a la derrota a manos de Violeta Barrios de Chamorro, el orteguismo es la liquidación física, moral y espiritual del FSLN, un partido construido sobre las bases del legado de Dignidad, Soberanía, Patria, Libertad y Justicia Social del General Sandino; de la lucha guerrillera del Chaparral, Raiti y Bocay y de los valores y principios revolucionarios inculcados por Carlos Fonseca, Silvio Mayorga, Oscar Turcios, Ricardo Morales Avilés y otros valiosos compañeros caídos.

LA SUCESIÓN: LA MADRE DEL CORDERO

Como todo partido que ha involucionado de esa forma, con un caudillo sustituyendo al liderazgo colectivo, sin programa político más que el prebendarismo y la compra de conciencias y transformado en una entidad corporativa que parasita del poder para enriquecerse descomunalmente, el asunto de la sucesión es un tema que se había postergado por varios años. El mismo problema de todos los caudillos o aspirantes a serlo, se creen eternos, inmortales e imprescindibles. Sin embargo, los problemas de salud del comandante y las serias aspiraciones de la compañera, quien considera que su tiempo ha llegado, han llevado la incertidumbre en un amplio sector del partido, que no comulga ni confía en que la primera dama, Rosario Murillo, sea la mejor alternativa a suceder a Ortega en el poder. Lo que muchos no entienden, es que el asunto no es totalmente político, es más económico, ya que el enorme capital acumulado a la sombra de la privatizada cooperación venezolana requiere legitimación. Este es el verdadero meollo del asunto, quién asumirá el poder en caso de ausencia temporal o total del comandante y que no ponga en peligro la seguridad de los más de 3,500 millones de dólares en manos de la familia Ortega Murillo (4,500 para el Congreso venezolano). Entre febrero y marzo del 2014 se le presentó a la compañera la oportunidad de analizar en detalle el problema de la sucesión, echando a andar un gobierno paralelo ante la crítica situación de salud que presento el comandante, quien tuvo que ser enviado de urgencia a la Isla de Cuba (ver Editorial del 15 de marzo del 2014 “La resurrección de Daniel y el Gobierno Paralelo”). En ese entonces pudo medir las lealtades del Ejército, de la Asamblea Nacional y de la Policía, entre las más importantes y comprobó que si no está en la línea de sucesión constitucional, las cosas pueden llegar a torcerse, máxime si el Vicepresidente maneja su propia agenda.

VIEJA GUARDIA DANIELISTA VRS. JUVENTUD MURILLISTA

El eventual nombramiento de la compañera como fórmula de Daniel Ortega en las elecciones de noviembre de este año despejaría el problema de la sucesión, así como la salvaguarda y legitimación del capital familiar, sin embargo ensancharía un flanco peligroso que no ha podido cerrarse: la disputa, unas veces velada y otras veces frontal y abierta, entre la vieja guardia sandinista – danielista y la falange juvenil que respalda a la compañera. Críticos, convencidos de que se merecen mucho más de lo que les han dado y relegados de casi todas las estructuras de poder, se han convertido en adversarios acérrimos de Murillo. Con mucha historia que los respalda, resienten que no se les reconozca su aporte a la lucha revolucionaria, su participación en la guerra de los 80`s y su lealtad al comandante durante los años de gobiernos   neoliberales. No han podido entender, que a diferencia de los jóvenes Murillistas, ellos ya no son necesarios, se volvieron imprescindibles, descartables, indeseables para quien tiene su propia agenda de poder, su particular concepción de ejercerlo y sus propios intereses. Ella no quiere competencia en el usufructo del capital acumulado, de las empresas levantadas a la sombra de la cooperación venezolana y tampoco quiere a nadie que le haga sombra en el poder, así tenga más historia o galones que ella misma. Es más, a estos los considera un peligro inminente para sus aspiraciones.

EL TRIPODE QUE SOSTIENE AL REGIMEN

Los Somoza disfrutaron de largos años en el poder debido a que lograron identificar y construir sus propias bases de sustento: la Guardia Nacional, el Partido Liberal Nacionalista (somocista), la alianza con el Gran Capital y un sólido matrimonio con su adversario político, el Partido Conservador, que inicio con el “Pacto de los Generales” entre Anastasio Somoza García y Emiliano Chamorro. Era una mesa de cuatro patas y un razonamiento bien simple: Plata, Palo y Plomo. Fiel al tradicionalismo político que ha hecho gala Ortega luego del “Pacto de los Mengalos” entre él y Arnoldo Alemán, también ha construido las bases en las que sustenta su poder: las Fuerzas Armadas, Ejército y Policía; su alianza con las cúpulas empresariales y el Gran Capital; y el control total y absoluto del Estado, del Gobierno y de las Alcaldías Municipales. Desaparecieron al partido, el FSLN, para licuarlo en algo que se llama orteguismo; compraron, atomizaron, corrompieron y construyeron una oposición a la medida de sus intereses, usando para ello el enorme flujo de plata proveniente de Venezuela y el control de las Instituciones. Superaron a los Somoza en el control de todas las instancias de poder nacional, local e institucional. Simplemente le cortaron una de las patas a la mesa y la transformaron en un trípode o una pata de pollo. La oposición tradicionalista, intrascendente, pactista y prebendaria fue innecesaria como para tomarla en cuenta. Era la cuarta pata de la mesa de los Somoza, la que estos descartaron por inútil.
    
BARRIDA DEL LIDERAZGO TERRITORIAL

La pugna entre Danielistas y Murillistas ha conllevado a una barrida de los cuadros de la vieja guardia en todas las instancias de poder. Esto se ha hecho sentir sobre todo en el liderazgo territorial, en el que descansaba la movilización de los barrios a las actividades del partido, la defensa del voto con las legiones de comandos electorales, que elección tras elección ejecutaban los fraudes electorales, pero sobre todo, estaban a cargo del activismo partidario. Todo esto ha ido desapareciendo paulatinamente, no solo porque han sido sustituidos en los cargos de poder local por la Juventud “Sandinista”, sino porque también han sido ninguneados, humillados y excluidos de la repartidera de los panes que llegaron a borbollones de Venezuela. La respuesta de ellos ha sido aislarse y rechazar a los enviados del partido que les piden volver al sacrificio ya conocido, que les hablan de mística revolucionaria, de izquierda y derecha, de defender  la segunda etapa de la revolución, de recordar a los héroes y mártires y su ejemplo inmortal. En fin, echan mano de todo lo posible y lo imposible para que vuelvan al rebaño, sin embargo los excluidos, los marginados, los ninguneados saben que ya los ríos de leche y miel se secaron, igual que se secan las fuentes de agua de nuestro país, y es ahora, hasta ahora que los buscan cuando ya no hay nada que repartir, solo las letanías de sacrificio, mística y desvelo.

LA CORRUPCIÓN: EL TALÓN DE AQUILES

Si hay algo que ha alejado a la militancia sandinista que comulgaba con el orteguismo ha sido la rampante y casi generalizada corrupción en los territorios. Las alcaldías municipales, las secretarias políticas y muchas instituciones de gobierno se han convertido en focos de esa terrible enfermedad que perjudica a todos los nicaragüenses, que quita el dinero destinado a mejorar las condiciones de salud, de educación, de obras sociales, de proyectos de inversión pública en los municipios. Han visto cómo sus dirigentes departamentales, municipales y de barrios han ascendido rápidamente en la pirámide social a costa del robo del dinero público y de los programas clientelistas del gobierno. El zinc del Plan Techo se queda entre los familiares de quienes los reparten. Vacas, cerdos y gallinas han ido a parar a fincas particulares, obtenidas bajo el amparo del robo de tierras e invasiones de fincas por quienes hace 8 años no tenían ni donde escupir. El colmo es que hay casos documentados de que hasta los juguetes enviados para los niños pobres en diciembre pasado fueron vendidos en tiendas propias o ajenas. Y lo peor, lo que no se tolera en las filas del sandinismo alejado de las estructuras oficiales, es que existan tantos Alcaldes y Secretarios Políticos defenestrados por corrupción y ninguno haya sido obligado a devolver lo robado o haya caído preso. Ni uno.

LA BURBUJA DE LOS MEGA PROYECTOS

Los Mega Proyectos sirvieron en su momento para garantizar la “victoria” del 2011. Muchos nicaragüenses se llenaron de esperanzas por la bonanza prometida. Muchos creyeron y compraron las ilusiones que se ofertaban a manos llenas. Muchos llenaron fichas de trabajo que “compañeros” inescrupulosos pero “conectados arriba” ofrecían, con el obvio pago de una módica suma para “papeleo y movilización”. Muchos ya se hacían trabajando en la Refinería, en la carretera que iba a unir la Costa Caribe con el Pacifico; otros se preparaban para irse a la construcción de Tumarin y no pocos sacaban licencias de manejo de equipos pesados porque ya pronto los llamaban los encargados de construir el Canal. Eran miles, muchos miles de empleos bien remunerados, que prometían a diestra y siniestra Telemaco y “el asesor chele del comandante”, gente seria, que no miente y que hablan por el mismísimo Daniel. La verdad, la triste realidad es que: el que iba a dar los reales para la Refinería se murió y se llevó a la tumba el proyecto; en cuanto a la carretera a la Costa parece que al Batallón de Ingenieros del Ejército Venezolano se les olvido el mandado; los que iban a construir Tumarin están presos en Brasil; y la construcción del Canal, bueno, habrá que esperar, pues desde hace año y medio solo han hecho dos callejones en Brito. Este último está Igual o peor que la famosa medalla del recordado Argelio.

EL SÍNDROME DEL 90 Y LA DECISIÓN CLAVE: HACER FRAUDE DE BAJA O ALTA INTENSIDAD


Puestas así las cosas, la situación está cuesta arriba. Ni el comandante ni la compañera creen en las encuestas que les auguran un 70 % de simpatía. De creerlas hace tiempo que hubieran hecho el llamado a elecciones y no estarían tan preocupados.  Hay variables que no cuadran, ni dentro ni fuera del país. Están más que claros de las enormes fisuras a lo interno de la secta. La puja por la sucesión, vale decir la Vicepresidencia, merece un exhaustivo análisis de costo – beneficio. Hay mucha plata en juego como para jugarse el poder como en el 90. Ese síndrome terrible, espantoso, de perder el poder en las urnas, es la fuente de mucho desvelo. Como conjugar legitimidad sin observación electoral. Sin Fabio la cosa cambia, pero, y si la gente sale a votar masivamente por perico de los palotes? Y si al fin los políticos entienden que la manada junta es la que mejor le hace frente al león? La OEA y la UE dejaron marcadas, por activas y por pasivas, sus “inquietudes” en contra del CSE. Almagro no es Insulza. Chávez ya no está, a Maduro no le hace caso ni el perrito de su casa. Vale la pena arriesgarse con un fraude que ponga en duda la legitimidad del proceso? Dos días antes de la elección nuestra se conocerá el próximo presidente de los Estados Unidos. “Aguantará” el nuevo presidente un fraude como lo aguantó el morenito en el 2011? De nuevo, la situación está cuesta arriba. El mito de la invencibilidad del orteguismo es eso, un mito, pero muchos se resisten a entenderlo. 

viernes, 15 de abril de 2016

ELECCIONES NOVIEMBRE 2016. EL CSE: UNA FABRICA DE FRAUDES ELECTORALES (PARTE II)

A raíz de la derrota electoral del FSLN a manos de la UNO en 1990, se implementó por parte del partido derrotado una estrategia para la recuperación del poder, la cual tenía dos concepciones: La primera de ellas propugnaba por fortalecer un Sandinismo de las Mayorías, lo cual significaba volver a las raíces del sandinismo histórico, recuperar la mística perdida y la confianza popular, que había quedado seriamente dañada por los 10 años de guerra anteriores. La segunda concepción implicaba la oposición a ultranza al nuevo gobierno, la toma de las calles y hacer efectiva la amenaza de “Gobernar desde Abajo” dicha por Daniel Ortega, pero también implicaba la recuperación de los espacios sin importar el cómo. Las circunstancias históricas quisieron que se haya impuesto la segunda alternativa, lo cual significó en la práctica la génesis del actual orteguismo, que consecuente con la tesis de la recuperación de espacios, dio inicio a un proceso de infiltración, cooptación, chantaje, amenazas y pactos para copar las instituciones del estado y revertir la mayoría en todos ellos, relegando a los gobiernos liberales a ser socios de segunda categoría. Al día de hoy y gracias a esta estrategia, Daniel Ortega controla TODAS las instituciones del Estado y del Gobierno, teniendo el y su esposa el mando absoluto del país, lo que le permite gobernar prácticamente sin oposición, gracias a una mayoría espuria en la Asamblea Nacional y debido al fraude electoral del 2012, controlar casi todos los municipios del país. 

LA COOPTACION DEL CSE Y LA SÓRDIDA HISTORIA DE RRR

Fueron dos instituciones las claves para el retorno al poder de Ortega y antes que eso, la recuperación del control de ellas durante los gobiernos liberales de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños: El Poder Judicial y el Poder Electoral. Con el Poder Electoral, el mecanismo utilizado fue la cooptación de los magistrados liberales y el reclutamiento de Roberto Rivas Reyes, actual Magistrado Presidente del CSE. Conocedores de la madeja de corrupción creada por el Hacedor de Milagros desde COPROSA, una ONG de la Conferencia Episcopal de aquella época, en la que el Cardenal Miguel Obando era su presidente y que defraudaba al fisco de diversas formas, conquistar al Cardenal y subordinar a Rivas era pan comido, toda vez que este, a través de la mencionada ONG, iniciaba una carrera de enriquecimiento ilícito, con la impunidad que le proporcionaba ser el protegido del Cardenal.

De acuerdo a informaciones de aquella época, Ortega logró a través de un confidente fortuito, el acceso a toda la documentación que demostraba la corrupción de Rivas Reyes al frente de COPROSA. Lo demás es historia, con el control del Poder Judicial que Ortega ejercía, le garantizaba la cárcel o la libertad a Rivas, siempre y cuando ambos se pasaran a las filas orteguistas. Optaron por la segunda alternativa y Rivas Reyes era nombrado Magistrado Presidente del CSE, en tanto que el Cardenal Obando y Bravo asumía una revitalizada Comisión Nacional de Verificación, Paz y Justicia, se nombraban avenidas en su nombre y era objeto de múltiples halagos. La vanidad, el pecado favorito del demonio (en la película “El abogado del diablo”) completaba el trabajo de Ortega y sus operadores de inteligencia. Los resultados de esta maniobra fueron los fraudes electorales de las elecciones del 2006 (al día de hoy no aparece del 8.5 % de los resultados de ese sufragio electoral); de las elecciones municipales del 2008; de las elecciones nacionales del 2011; de las elecciones municipales del 2012 y de las tres elecciones regionales en la Costa Caribe Norte y Sur.

LAS ELECCIONES DEL 2011 Y LA OBSERVACIÓN INTERNACIONAL

Las elecciones nacionales del 2011 fue el punto culminante del abuso gubernamental para lograr, a troche y moche, la reelección presidencial. Era una urgencia de Hugo Chávez Frías para poder tener la seguridad de que el proyecto del Socialismo del Siglo XXI y la plata que lo acompañaba, vería sus frutos en Nicaragua. No podía pasar lo de Honduras, donde no cuajó el mentado proyecto debido al golpe de estado incruento que dieron las Fuerzas Armadas al presidente Mel Zelaya. Violando flagrantemente la Constitución Política, que establecía un doble candado a las pretensiones de Ortega, el Poder Judicial declaró, en la práctica, inconstitucional a la Constitución Política y cedió a sus ambiciones reeleccionistas. Urgencia y necesidad para poder garantizar la continuidad del enorme flujo de dólares que llegaban desde Venezuela. Al igual que ahora, urgencia y necesidad de ganar las elecciones en noviembre de este año para legitimar el inmenso capital acumulado.

Los informes de las Misiones de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos, OEA y de la Unión Europea, UE, que se hicieron presentes en noviembre del 2011, una en calidad de observadora y otra como acompañante, fueron contundentes y exageradamente explícitos. Ambos señalaban de manera directa a los magistrados del CSE como copartícipes de todas las “irregularidades” que se dieron durante el proceso electoral y que al final concluyó en un fraude, anunciado por muchos desde antes. 

De hecho, la Misión de la Unión Europea señaló en su informe sobre estas elecciones, que el progresivo abandono del pluralismo en la selección de los magistrados los vinculaba de manera cada vez más palpable al oficialismo. “Este carácter monocolor se ha repetido en los escalones inferiores de la administración electoral… en los que los representantes de la oposición han sido sistemáticamente excluidos y postergados”. La misma misión recomendaba a la Asamblea Nacional “la introducción en la ley electoral, preferiblemente de manera consensuada entre la mayoría legislativa y la oposición, de requisitos de elegibilidad y mecanismos de selección que promuevan y garanticen la elección de magistrados del CSE de acreditado prestigio profesional y perfil independiente y neutral”. Señalaban en ese entonces, sin ambigüedades, la escasa transparencia y neutralidad del CSE en la administración del proceso electoral, su escasa independencia respecto al oficialismo y la generación de condiciones de competición desfavorables para la oposición.

Dante Caputo, ex canciller argentino y Jefe de la Misión de Observadores de la OEA, hizo célebre aquello del radar tapado, cuando expresó que en su labor habían “navegado sin rumbo y no porque se nos haya roto el radar, sino porque nos lo han tapado”. Manifestaba entonces que en el 20 % de las JRV que pensaban visitar no se les permitió la entrada a las mismas, lo cual distorsionaba toda la observación electoral. Sin embargo, José Miguel Insulza, entonces Secretario General de la OEA, felicitaba a Daniel Ortega y expresaba que el proceso electoral “era un avance hacia la democracia y la paz en Nicaragua”. Eran los días en que una llamada de Caracas resolvía cualquier entuerto electoral. Eran los días en que Chávez dominaba la OEA, su Ministerio de Colonias del Socialismo del Siglo XXI. 

LA COLUSION DEL CSE EN LAS TRAMPAS ELECTORALES

De hecho, y demostrado desde el 2006, el CSE se ha coludido con el partido orteguista para fraguar los fraudes que desde ese año se han venido dando en nuestro país. Han sido numerosas y documentadas las trampas que el Consejo de Roberto Rivas acostumbra tender a la ciudadanía que no comulga con el partido de gobierno, para entorpecer y amañar el ejercicio de su derecho constitucional a tener elecciones libres, transparentes y competitivas. Veamos entonces algunas de las trampas de Robertito José.

CEDULACION: El proceso de cedulación es dirigido por el partido de gobierno a nivel municipal en cada uno de los municipios del país. Son los Secretarios Políticos Departamentales y Municipales los que dirigen personalmente esta actividad. De acuerdo a los resultados del Proceso de Caracterización que se llevó a cabo en todo el país a comienzos de este año, en esa medida se extenderán las cédulas a los ciudadanos que no las tengan y la soliciten, siempre y cuando sean partidarios del FSLN o bien opositores suaves que puedan cooptarse.

PADRÓN ELECTORAL: El CSE elabora dos tipos de padrones, el Padrón Activo y el Padrón Pasivo. El pasivo contiene la información (supuestamente) de los ciudadanos fallecidos o que no han votado en dos elecciones y serían eliminados, sin embargo el Padrón Activo es el que contiene la información más veraz y actualizada de los votantes y esa es la que maneja permanentemente el partido de gobierno y a la que no tienen acceso los partidos de oposición sino hasta que el orteguismo lo autoriza.

CONCEJOS ELECTORALES DEPARTAMENTALES Y MUNICIPALES: El CSE violenta la normativa para la constitución de los Consejos Electorales Departamentales establecida en la Ley Electoral (Capitulo III). Para las elecciones del 2011, en los Concejos Electorales Departamentales que estaban presididos por el partido que ocupó el segundo lugar en las pasadas elecciones, el CSE creo la figura del Administrador del CED, quitándole todas las atribuciones al Presidente y dándoselas a este “Administrador”, en una violación flagrante a la Ley Electoral. En la mayoría de los casos, ni oficina les dieron a estos Presidentes Departamentales eliminándoles toda autoridad ante los miembros del Concejo.

VERIFICACIÓN Y CONFORMACIÓN DEL PADRÓN ELECTORAL FINAL POR JRV: El Proceso de Verificación consiste en que la ciudadanía se presenta al Centro de Votaciones donde normalmente ha votado en las elecciones pasadas y verifica que aparece en el Padrón Electoral y comprueba la JRV a la que pertenece. El CSE permite un proceso de verificación paralelo que realiza el partido de gobierno en casas particulares de militantes de confianza y cercanas a los CV, normalmente estos son miembros de los Concejos del Poder Ciudadano (CPC) o miembros de los Consejos de Liderazgo Sandinistas (CLS), proporcionándoles el Padrón Activo actualizado y el Padrón Fotográfico. Durante este proceso se llenan los datos de las boletas que luego se introducirán en las urnas de votaciones, las famosas Urnas Preñadas, lo que garantiza que aunque no vayan a votar sus militantes, siempre aparecerán las boletas ya marcadas de previo. Por eso se encuentran JRV con más de 400 votantes, que es el máximo que permite la Ley Electoral. 

CONFORMACIÓN DE LAS JUNTAS RECEPTORAS DE VOTOS (JRV): Las JRV son conformadas de manera excesivamente inclinadas a favorecer al partido de gobierno. La pretensión es dejar en franca minoría a los miembros de los partidos de oposición frente a los restantes miembros de la JRV. Normalmente conforman la Junta con miembros de partidos afines al FSLN, irrespetando el principio de equidad y participación plural que establece la Ley Electoral, esto con el fin de tener mayoría y poder hacer cualquier fechoría el día de las elecciones. Además de los fiscales de los partidos topos o quinta columnas que se prestan a entregar el tendido electoral por cargos en el gobierno o por dinero, han aumentado la “seguridad” de cada JRV, con la inclusión de hasta tres policías electorales, quienes pueden echar de la Junta a cualquier fiscal de los partidos de oposición o simplemente intimidarlos para que eviten protestar cuando están ocurriendo situaciones anómalas. También facilitan el proceso de cooptación o compra de fiscales dentro de la JRV.

ACREDITACIÓN DE FISCALES: La acreditación de fiscales es una función que el CSE se apropió con el fin de poder incidir negativamente en el proceso de fiscalización de los partidos políticos. Lo que hacen es detener la entrega de credenciales, cambiar fotos o nombres en las mismas para evitar que dichos fiscales sean debidamente acreditados en la JRV. En el 2011 cambiaron el 30 % de los documentos de acreditación, más de 9 mil fiscales, lo que creo un desconcierto mayúsculo en las filas de la oposición, al no poder tener presencia de fiscales en una gran cantidad de Juntas.

OBSERVACIÓN ELECTORAL: El CSE ha declarado a conveniencia que no existe Observación Electoral, solamente Acompañamiento, con el objetivo de limitar el debido control que puedan ejercer los observadores nacionales e internacionales en el proceso. Esto se suma al hecho de que la observación no está presente en TODO el proceso, ya que la mayoría de los observadores se concentran en el Día “D”, el propio día del sufragio electoral, dejando el resto de etapas a discrecionalidad del CSE. No hay incidencia de la observación electoral en las restantes etapas, que son claves en la construcción de los sucesivos fraudes electorales que han caracterizado a los procesos electorales a partir del 2007.

VOTACIÓN DE LOS MIEMBROS DEL EJÉRCITO Y LA POLICÍA: Los miembros del Ejército y la Policía han servido para inclinar la balanza a favor del partido de gobierno en lugares donde la población opositora es mayoritaria. Normalmente el CSE y el FSLN conocen los lugares donde están en minoría, producto del proceso de caracterización que previamente se realizó, por lo que destacan hacia esos lugares fuertes contingentes militares sin razón alguna, lo que les permite obtener resultados favorables en las JRV seleccionadas de previo.

APERTURA Y CIERRE DE LAS JRV: En la apertura de las JRV es donde se aplica la trampa de las “Urnas Preñadas”, la cual consiste en introducir boletas marcadas previamente a favor del partido de gobierno. Otra de las trampas es abrir las Juntas sin la presencia de fiscales de la oposición, lo que permite anomalías tales como tener urnas que no fueron verificadas de previo y luego aparezcan con más de 400 boletas, cuando la Ley Electoral establece que el número de votantes por cada JRV es de 400 ciudadanos. En el proceso de cierre ocurren grandes anomalías, ya que no entregan las copias de las actas de escrutinio a los partidos opositores, cambian cifras de los votos de cada partido, favoreciendo a los del partido de gobierno, expulsan a los fiscales opositores para poder actuar impunemente, impugnan de manera ilegal los resultados donde el oficialismo no ha salido favorecido y también expulsan o no permiten el acceso a los observadores a esta crucial etapa del sufragio.

TRASLADO DE DATOS DE LA JRV - CEM – CED: El traslado de los resultados de cada JRV al Consejo Electoral Municipal y de aquí al Consejo Electoral Departamental permite realizar los cambios en las actas, toda vez que se limita el acceso a los fiscales y miembros de los mencionados Consejos. Aquí se da lugar a las Impugnaciones ilegales, a los cambios en las cifras para lo cual se coluden los partidos topos y quinta columna, la pérdida de actas o simplemente la agresión física por parte de los grupos de choque del partido de gobierno a simpatizantes opositores en las afueras de los CEM y CED para posibilitar el fraude.

DIGITALIZACION DE DATOS EN EL CENTRO NACIONAL DE CÓMPUTO: En esta fase es donde han ocurrido los mayores robos de votos por parte del FSLN. Mediante diversas estratagemas cambian los resultados de las actas que se están digitalizando. En algunas ocasiones cooptan al fiscal, en otras los seducen con mujeres preparadas para tal fin, en otras les dan alimentos contaminados para sacarlos de escena. La idea es cambiar los datos procedentes de las actas que provienen de los municipios y departamentos y que al final van a sumar la cantidad de votos obtenidos por cada partido político. Dado que el Presidente del CSE ha decidido por sí y ante si no dar los resultados junta por junta, los votantes deben y tienen que creer, cual si fuera un Dogma de Fe, en los números y la palabra de Robertito José. No hay forma de comparar con cifras oficiales, los números del CSE y los números de los partidos políticos, estos últimos de acuerdo a las actas que cada uno posee.

FINANCIAMIENTO DE LA CAMPAÑA ELECTORAL: El CSE y el gobierno presionan a los bancos para que no financien la campaña electoral a los partidos y alianzas políticas opositoras. Igualmente “motivan” con la DGI y la DGA a los empresarios privados para que eviten “meterse” en política y apoyen económicamente a los partidos y alianzas contrarias al gobierno. Lo anterior deja a los partidos en total vulnerabilidad a las presiones del CSE de no certificar los resultados de votos obtenidos, en caso de que algún banco haya sido “autorizado” a financiarlos, a cambio del reconocimiento de la victoria del partido de gobierno, así hayan sido resultados fraudulentos. Certificación a cambio de reconocimiento, un chantaje vulgar, en la que está de por medio la cantidad de votos necesarios para pagar las deudas contraídas.

PROCLAMACIÓN DE VENCEDORES: La proclamación de vencedores siempre ha estado precedida de tristes negociaciones entre el partido de gobierno y la oposición. El CSE presiona a los partidos políticos y a sus delegados a reconocer los resultados fraudulentos a cambio de diputaciones o certificaciones del número de votos obtenidos para poder entregar los reembolsos de la campaña y proceder a hacer los pagos a los bancos que prestaron dinero para la misma. Nadie o casi nadie de las misiones de observación electoral están presente, ya que se han ido apresurados a sus países de origen, dejando este relajo al libre arbitrio del CSE y del gobierno. Los pocos observadores que se quedan son para certificar la “pulcritud” del proceso y la “legitimidad” de los vencedores, siendo estos por lo general los enviados de UNASUR, los enviados por los “compañeros” venezolanos y los “acuciosos” observadores electorales del CNU que dirige el ponderado, imparcial e infalible Rector Magnífico don Telemaco Talavera.

Esta es una síntesis de las “acciones” que facilita el CSE que dirige Robertito José, en abierta colusión fraudulenta y delictiva con el partido de gobierno, un verdadero rosario de fechorías que lacera la voluntad popular de votar por sus gobernantes, mediante el sufragio libre y secreto. Seguro que existen muchísimas más, de la que pueden dar fe todos aquellos fiscales, que cada vez que hay procesos electorales, confían en sus partidos políticos, en sus dirigentes y defienden el voto a capa y espada en cada Junta Receptora de Votos.